De qué color pintar la habitación del bebé

Una de las primeras decisiones relativas al hogar cuando vamos a tener un bebé, es elegir de qué color pintar la habitación del bebé. En el 90% de las parejas siempre se pinta aunque el dormitorio haya estado vacío o sin usar, ya que va a ser la primera habitación de nuestro niño o niña y deseamos que tenga un estilo propio.

En el momento de la elección del color deberíamos tener en cuenta como mínimo estos aspectos:

  • Sexo del bebé:

Por tradición para las niñas se asocia el color rosa o lila, mientras que para los niños el azul es el color por antonomasia; y son considerados unisex el verde, amarillo o rojo. Por suerte con cualquier color en tonalidad clara conseguimos habitaciones tanto para niño como niña.

  • Luminosidad de la habitación:

Es importante tener en cuenta que en ocasiones puede variar considerablemente el aspecto de un color dependiendo del grado de exposición a la luz natural, con lo que nos podemos llevar alguna sorpresa pensando que la pintura que hemos comprado no se corresponde con la paleta mostrada. Podéis fijaros en la imagen como cambia el aspecto de la pared según el nivel de luz natural.

Efecto en la pintura de la luz natural

Así que primero nos fijaremos en la orientación del dormitorio del bebé, el sol siempre sale por el este por lo que si nuestra habitación está orientada a este punto y tenemos unos amplios ventanales, podemos aprovechar mejor la luz natural y optar por colores vivos como el rojo o un azul fuerte. En cambio en espacios poco luminosos quedan mejor los colores claros o tonos pastel, con lo que una buena elección sería un amarillo, naranja, beige o por supuesto el blanco.

  • Dimensiones del dormitorio:

Otros detalle importante es elegir el color en función del tamaño de la habitación del bebé. Si es pequeña se puede conseguir un efecto de mayor profundidad combinando colores claros con colores oscuros o vivos. Por ejemplo pintamos la pared del fondo de un color oscuro o vivo y las otras paredes de un color más claro, así aparentamos tener un espacio más grande. También se pueden conseguir distintos efectos con el techo, si lo pintamos de un color más oscuro que el resto daremos la impresión de tener una habitación más bajita, en cambio con paredes oscuras y techo claro aparentaremos más altura. Y podemos utilizar líneas horizontales o verticales para conseguir efectos de tamaño distinto.

  • Estilo del resto del hogar:

Un aspecto a considerar es mantener un equilibrio con el resto de colores del hogar, aunque al tratarse de la habitación del bebé se puede comprender que es un espacio completamente distinto de la casa y podemos utilizar un estilo más juvenil o moderno.

Al comprar una minicuna de regalo las sábanas
  •  Significado del color:

Podemos tener en cuenta la simbología o el significado de los colores, el rosa expresa ternura, el azul tranquilidad, etc… para este tema os dejo un enlace interesante sobre las connotaciones que puede tener cada color.

  • Resto de decoración de la habitación:

Evidentemente las tonalidades más claras o el blanco da mucho juego para combinar la decoración y el mobiliario que deberemos tener en la habitación, además se pueden aprovechar como fondo para colocar vinilos o dibujos.

Pared con vinilos de letrasPared con vinilos en forma de ovejitasPared con vinilos en forma de planetas Pared con vinilo del nombre y personaje disney

Como podéis ver, hay muchas opciones disponibles para elegir los colores de la habitación de vuestro bebé, aquí os dejo un enlace donde os podéis inspirar: muralesmaravillosos.es.

En nuestro caso, la habitación de nuestra hija es pequeña y orientada al oeste, así que optamos por dejar el techo blanco y pintar las paredes de color arena del desierto excepto la del fondo que la pintamos naranja.

¿Y tú cómo has pintado o tienes pensado pintar la habitación de tu bebé?

 

 

Regístrate y recibe en tu email los últimos artículos y novedades

Deja un comentario