Cuando pueden usar almohada los bebés

La almohada es imprescindible para los adultos a la hora de dormir. Todos hemos pasado alguna mala noche si hemos cambiado de cama y por tanto de almohada.

Para los adultos, la almohada es necesaria para dormir de lado ya que nuestros hombros son más anchos que la cabeza y esta caería. Cuando dormimos boca arriba, es conveniente usarla, ya que la cabeza suele caer un poco hacia atrás, provocando que el cuello esté sobrextendido, si utilizamos una almohada fina, la columna quedará recta. Si utilizásemos una almohada muy gruesa, el cuello se flexionará exageradamente provocando contracturas cervicales. Dormir boca abajo está totalmente contraindicado. La curvatura de nuestro cuello se modifica, y la torsión del mismo nos impide respirar.

 

           posicion correcta para dormir  buena posicion almohada

 

Vamos a explicar cuando pueden usar almohada los bebés, ya sabemos que puede ser peligroso para un bebé usar almohada dado que aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante.

 

A los bebés no se les debe poner almohada hasta al menos los dos años de vida, dado su volumen cefálico. La cabeza en ellos representa el 25 % de su superficie corporal, tienen una cabeza proporcionalmente muy grande en relación al tamaño de su cuerpo y en particular para el tamaño de hombros.

Así que si el bebé duerme de lado sin utilizar almohada, la cabeza queda a línea de los hombros, manteniendo la columna cervical recta. Durmiendo boca arriba la columna siempre esta recta, sin almohada. Al poner una almohada, tanto en posición boca arriba como de lado (posiciones aconsejadas por la Academia Americana de Pediatría para evitar el síndrome de muerte súbita del lactante) desviaríamos el eje recto de su columna. La posición boca abajo no la tengo en cuenta, porque no se recomienda por aumentar el riesgo de muerte súbita.

Rebajas al comprar ropa de cuna grandes descuentos

 

Es a partir de los dos años es cuando el niño ensancha los hombros en mayor medida que su cabeza, por lo tanto, es a esta edad, cuando el niño necesitará una almohada baja para mantener recta su columna cervical,  si su hábito es dormir de lado, a esta edad los niños ya tienen un hábito adquirido. Si el hábito es dormir boca arriba, también podríamos ofrecerle una almohada fina.

 

niño durmiendo con almohada

 

Así que hasta los 2 años, el uso de la almohada no es aconsejable por el riesgo de muerte súbita que implica que tengan cojines, almohadas, peluches o elementos blanditos cerca de sus cabezas. Así que hasta esa edad nada de almohadas.

 

 

Regístrate y recibe en tu email los últimos artículos y novedades

Deja un comentario